Choose your language
CONTINUE
©
Rhombus outline blue green
Rhombus outline blue green
Rhombus outline blue green

Gestión de calidad - con enfoque, en redes y sustentable

En muchos ramos la creación de valor se desplaza cada vez más hacia pequeñas y complejas cadenas de suministro. Es por ello que las empresas fabricantes deben contemplar su gestión de la calidad a lo largo de toda la cadena de suministro. Requieren de una política de calidad extensiva, sustentable, con redes enfocadas incluyendo estrategias, procesos, instrumentos y responsabilidades adecuadas. En la época de la digitalización las redes verticales y horizontales son cada vez más valiosas. Es así como puede anclar en su organización una profunda consciencia de calidad - con el objetivo de controlar de manera óptima todos los elementos de la cadena de suministro, y de esta manera obtener beneficio de unos resultados de calidad excelentes, así como de las ventajas competitivas.

Normas, procesos y responsabilidades de la gestión de la calidad.

La gestión de calidad (QM) abarca todas las estrategias y medidas que contribuyen a que una empresa alcance sus metas de calidad. La gestión de la calidad muestra, pues, como se genera calidad dentro de una organización. Los tomadores de decisiones deben definir las reglas, los procesos y responsabilidades que forman parte de ello en vistas a las influencias externas (y en dado caso internas). Sólo de esta manera puede generarse una gestión de calidad que asegura la calidad de productos y/o servicios en conformidad a las exigencias de todos los grupos de interés y que pueda mantener la velocidad de los desarrollos más nuevos en la digitalización.

Los desafíos en la Gestión de Calidad

En la práctica desafortunadamente no es tan simple, como parece sonar en la teoría. Debido a influencias externas y la creciente concatenación en la creación de valor, la gestión de la calidad es hoy en día una tarea compleja, la cual no debe ser abandonada por las empresas.

Adicionalmente a normas legales y oficiales, así como a las exigencias de los clientes, son en especial las normas internacionales de gestión de calidad, las que tienen un mayor impacto sobre la Gestión de la Calidad. La más conocida es la ISO 9001, un catálogo de normas que resume los requerimientos mínimos al sistema de gestión de calidad de las empresas de todo tipo y tamaño. Más allá de esto, existen numerosas normas de gestión de calidad específicas de cada ramo, como la IATF 16949 (industria automotriz) o la norma europea EN 9100 (industria aeroespacial y de defensa), cuyas reglas tienen un impacto fuerte sobre la gestión de la calidad. Las empresas no pueden ignorar dichas reglas, ya que corren el riesgo de sufrir desventajas económicas de consideración.

La mayoría de las empresas hacen uso hoy en día de un sistema de gestión integral que contiene todos los métodos e instrumentos necesarios con los cuales cumplen los requerimientos de las diversas áreas (por ejemplo protección ambiental, seguridad laboral, etc.). No es tarea fácil integrar la gestión de calidad a este sistema.

  • Por una parte, los ámbitos temáticos complejos como la gestión de riesgos, la gestión de proveeduría y la seguridad TI (tan sólo considere la ISO 27001 o la TISAX) ocupan un lugar cada vez más preponderante dentro de las normas de gestión de calidad. Los responsables de la gestión de calidad deben, por lo tanto, trascender su perspectiva interna y garantizar que se cumplan todas las especificaciones a lo largo de toda la cadena de suministro.
  • Por otra parte, resulta difícil definir procesos empresariales robustos que no sólo existan en papel, sino que sean puestos en práctica e implementados por todos los colaboradores si no se cuenta con experiencia.

Las empresas deben implementar todos campos de acción que resultan de ello en sus procesos de negocio. Su meta debe consistir en regular de manera clara las responsabilidades y facultades y procurar, que todos los involucrados se atengan a las formas de proceder definidas. Es así que surge un marco de procesos con cuya ayuda puede garantizarse o mejorarse la calidad de productos y servicios, la satisfacción de los clientes, así como la competitividad de una organización.

En combinación con los más recientes desarrollos de la digitalización, le ofrecemos la competencia de hacer que su empresa esté lista para afrontar el futuro.

Campos de acción

  • Desarrollo e introducción de sistemas globalmente integrales de gestión.
  • Ejecución estructurada de evaluaciones y auditorías con estimación de potencial; por ejemplo IATF 16949, VDA 6.3, ISO 9001, EN 9100, EN 1090, etc.
  • Diseño de programas de calidad integrales
  • Desarrollo de módulos de capacitación y de aprendizaje, así como ejecución de cursos de entrenamiento.
  • Coaching y desarrollo continuo de la organización de cara a requerimientos específicos de la organización en los ámbitos automovilístico, aeroespacial, médico, etc.
  • Gestión de riesgos transparente, preventiva con base en una red inteligente de la estructura de proveedores.