©
Ingenics Logo
Ingenics Logo
Ingenics Logo

Fábrica moderna vs. Crucero: una comparación

¿Qué tienen en común las fábricas y los cruceros? Más de lo que se piensa. Porque los cruceros operan en un ciclo autónomo y cerrado. Y las fábricas modernas hacen cada vez más lo mismo. Por lo tanto, se puede hacer fácilmente la comparación y llegar a la conclusión de que, en principio, la fábrica del futuro corresponde al crucero con su sistema autosuficiente, y el polígono industrial al puerto, si en algunos lugares todavía se necesita la conexión con el exterior.

"Los criterios ecológicos y sostenibles se encuentran entre los objetivos primordiales en la planificación y el diseño de las fábricas modernas. Por lo tanto, una fábrica no debería contaminar el medio ambiente o hacerlo sólo en menor medida y cubrir sus propias necesidades energéticas. Lo mismo se aplica a los cruceros, como muestra la siguiente comparación de los aspectos más importantes de ambos conceptos", explica Jörg Halbauer, director de proyectos de Ingenics.

Idea de campus

Básicamente, el concepto de campus es cada vez más popular en las fábricas. Ya que en la competencia por los mejores especialistas, las empresas deben ofrecer cada vez más un entorno de trabajo atractivo. Por ejemplo, hay un número cada vez mayor de lugares de descanso, comedores, cafeterías, pulmones verdes, gimnasios, salas de meditación y mucho más. Muy parecido que en un crucero, hoy en día casi no se necesita abandonar la fábrica durante la estancia laboral.

Sistemas libres de aguas residuales

La tendencia continúa hacia fábricas libres de aguas residuales industriales. El objetivo principal es la captación de aguas residuales industriales y su eliminación de forma centralizada. Los llamados evaporadores son una alternativa: Éstos recogen todas las aguas residuales de una fábrica a través de un vehículo de succión y luego las evaporan. El resultado es un destilado que se puede utilizar para limpiar el suelo, por ejemplo, y agua que se puede reutilizar. Lo único que queda es la escoria, que se elimina de forma similar a las cenizas de un crucero.

Ciclo energético

En muchos cruceros y fábricas se puede prescindir de la energía calorífica si se utiliza con sensatez el calor residual de los motores. Ya existen varios procesos en los que el calor residual se capta bajo el techo y se devuelve al ciclo.
También existe la posibilidad de un suministro de energía autosuficiente, por ejemplo, a través de pilas de combustible. Por otra parte, las centrales eléctricas y de calor combinadas deben considerarse de forma más crítica porque necesitan una cierta carga de base.Una central térmica de tipo bloque rápidamente se vuelve antieconómica, especialmente si no hay carga de producción en la noche o si no existe la producción en tres turnos.

Potenciales de ahorro

Ya sea en una fábrica o en un crucero: En general, se están haciendo esfuerzos en todas partes para generar potenciales de ahorro. Además de la posibilidad de iluminación LED, también existe un gran potencial de ahorro de aire comprimido en ambas locaciones. En principio, el aire comprimido tiene sentido en el área de la fábrica para generar energía a través de la recuperación de calor. El objetivo es localizar las fugas y sellarlas. La investigación también tiende hacia la localización de fugas y actualmente se buscan formas de sellar las fuentes de aire comprimido, por ejemplo, en máquinas CNC.

Otros aspectos

Especialmente en tiempos de la industria 4.0, tiene que haber un sistema autónomo para los datos internos de la fábrica a largo plazo, ya que el aspecto de la seguridad de los datos es cada vez más importante en la fábrica moderna. Se dice que el volumen de datos en las fábricas se triplicará en 5 años, por lo que es importante que también exista un ciclo de tecnología de datos autónomo, que permita el intercambio hacia el exterior, pero que esté protegido internamente contra ataques desde el exterior.

Un último aspecto que hay que tener en cuenta en esta comparación: los botes salvavidas de un crucero son, en principio, la redundancia en una fábrica. Ambos deben mantenerse siempre al mínimo. Sin embargo, los procesos individuales deben continuar incluso si algún aspecto como el agua, el suministro de energía o el aire comprimido fallan durante un corto período de tiempo.

Conclusión

Una comparación entre una fábrica moderna y un crucero muestra que vale la pena mirar más allá - y hacer comparaciones que a menudo sólo parecen inusuales a primera vista. Porque la tecnología siempre abre nuevas posibilidades. Y esto no sólo en el área de planificación de fábricas, sino también en todas las divisiones e industrias. 

"Como empresa de consultoría progresista y con visión de futuro, Ingenics se preocupa constantemente por las visiones de futuro y, por lo tanto, es el contacto ideal para los clientes que valoran una Fábrica Verde y su diseño óptimo en términos de eficiencia energética. La cooperación con Ingenics permite al cliente recibir asesoramiento a un alto nivel profesional en cualquier momento y, por supuesto, siempre teniendo en cuenta las últimas tendencias en planificación de fábricas ecológicas y sostenibles", concluye Jörg Halbauer.

Jörg Halbauer

Jörg Halbauer

Ingenics

Project Manager
Phone: +49 731 93680 226